MafiaLandia Radio

Radio MafiaLandia
  1. Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.

    Puedes leer más aquí.

    Descartar aviso

En curso Inside the horror

Tema en 'Partidas en juego' iniciado por Ichiinou, 8 Enero 2018.

  1.  
    Bado

    Bado Pueblerino

    32%
    Hora local:
    1:49 AM
    [​IMG]


    Antes de que me ponga a revisar las cosas, veo de reojo como la muchacha de pelo negro hace una mueca que parece dirigida hacia mí y se aleja. Ya veo, el típico caso del que ha pasado por una experiencia traumática muy fuerte y no le gusta la interacción con los demás, sobre todo con personas como yo que no paran de hacer el tonto. O al menos, eso es lo que deduzco por lo que he visto y no me gusta fiarme de las primeras impresiones. Después de todo, la primera impresión sirve para iniciar el juicio, no para encasillar a las personas.


    —A mí tampoco me caes bien, no vengo a hacer amigos, solo intento salir de aquí... Así que o pones de tu parte o tendremos problemas.


    Guay, no han pasado ni diez segundos que me pongo a mirar las cosas y ya hay primer frente abierto dentro del grupo, Lía vs la del pelo negro. ¡Genial! Y ni siquiera hemos pasado del Hall de entrada todavía. Voy a por el bunker atómico porque huelo pelea… ¿De gatas? Jajajajajaja, Badey, no, ¡para! ¡Necesitas estar concentrado! ¡Como el bifrutas de Pascual! Jajajaja.


    Mientras observo el Hall para encontrar alguna pista miro de vez en cuando a ambas, no vaya a ser que estalle una trifulca. Aunque parece que Reira se le ha acercado a la del pelo negro. Tal vez hagan buenas migas, supongo. Sobre todo si ambas llevan un trozo de pan. Migas, pan, jajajajaja, ¡si es que soy la ostia!


    —Oye, chico...—Me doy la vuelta y es el tal Theodor, que me mira fijamente—. ¿Sabes lo que puedan llegar a significar estos cinco corazones?


    Claro. Su edad y su aspecto delatan que no está muy familiarizado con los videojuegos. Tal vez quería probar algo nuevo, sentía curiosidad o yo que sé. En fin, ¡esto es un trabajo para el profesor Permeints! Jajajaja.


    —Digamos sencillamente que cada corazón debería de representar una vida. En el mundo real, la palmas… ¡Con las manos! Jajajaja, perdón. Como decía, en el mundo real la palmas y se acaba la historia. Pero en un videojuego, hay más de una vida normalmente. Dado que ni tú ni yo ni ninguno recuerda nada acerca de este juego, hay dos posibles formas de perder una de esas vidas. Imagina esta misma estancia. Voy a lo loco, me tropiezo por las escaleras, me caigo y me rompo el cuello. Se podrían dar dos situaciones: o bien vuelvo a transparentarme, siendo invulnerable durante un par de segundos y perdiendo una vida en el proceso o bien me mato y resucito en algún punto del Hall o en otro similar por el que hayamos pasado. Lo que está claro es que no sabemos qué pasará si perdemos todas las vidas. Podríamos ponernos contentos y matarnos una o dos veces, total… pero no sabemos lo que hay más adelante. Así que mi consejo es que reserves esas vidas como si la vida te fuera en ello y lleguemos hasta el final y así volver a nuestras vidas… vidas, vida, vidas, ¡menuda vidanception! Jajajaja. En fin, deberíamos de observar el Hall. Si ves algo raro, cualquier información que puedas anotar en tu mente, por muy absurda, rara o insignificante que sea sobre lo que hay alrededor nuestro, cuéntanosla. Hasta la más mínima tontería podría ayudarnos a salir de aquí.


    Le doy una palmada amistosa en el hombro y le dejo a solas con sus pensamientos. Creo que tal vez le asuste con la información que le he dado, pero no me gusta mentir a las personas de buen corazón, y ese hombre aparenta serlo. En fin, vamos a ver que me depara el señor Hall de fama… jajajajaja.
     
    • Divertido Divertido x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Yandros

    Yandros Anarquista

    81%
    Hora local:
    1:49 AM
    [​IMG]

    Observé a la chica rubia acercarse. Alerta.
    Posición Kamae.
    -"A mi tampoco me caes bien, no vengo a hacer amigos, solo intento salir de aquí... Asi que o pones de tu parte o tendremos problemas"- masculló mientras realizaba un gesto tetral a medio caballo entre altanero y desafiante.
    Sonreí para mis adentros mientras la veía alejarse hacia el centro del hall. Me había topado muchas veces con este tipo de crías que se creían lo suficientemente maduras para lanzar retos al aire. No eran peligrosas más allá del dolor de cabeza que provocaba su fanfarronería, y no tenía sentido enzarzarse en una discusión absurda. Al fin y al cabo quien sabe si podrían necesitare en el futuro.

    ¿Y a ti cómo te llamamos?Preguntó Biarreira, o como se llamara la chica del pelo rosa. Dió un respingo y estuve a punto de soltarle una patada de forma intuitiva.

    Por alguna extraña razón, aquella chica me inspiraba confianza. La miré fijamente, dudando unos segundos sobre si abrir ligeramente la puerta de mi interior, aunque fuera una minúscula rendija...

    - Me llaman Dusk. Es...es un apodo. Es una palabra gaélica- añadí, como anticipándome absurdamente a una hipotética pregunta

    Bajé la mirada y me puse a examinar las estatuas junto a mi nueva compañera
     
    Última edición: 28 Enero 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Divertido Divertido x 1
  3.  
    Hamsen

    Hamsen Vigía

    66%
    Hora local:
    7:49 PM
    [​IMG]
    Luego de pasar un susto de muerte por ese cuadro, trato de respirar hondo y me doy pequeños golpecitos en mi rostro con las palmas de mis manos para volver en mí y relajarme un poco, en lo que alcanzo a espabilar un poco, una chica de cabello rubio dirige unas palabras hacia mi sobre lo que acabábamos de presenciar.

    Eh, oye... Tú también la has visto ¿no? ¿Habrá sido un evento del juego o algo así? (Red)

    La pregunta me toma por sorpresa, y me quedo unos segundos mirando entre la chica y el cuadro, pero de inmediato reúno valentía y me acerco directamente al cuadro mientras respondo a la pregunta anterior.

    -También lo he visto, pero estoy seguro de que es algún truco o por el estilo, después de todo, lo espíritus o fantasmas no existen.

    Respondo lo más firme posible, tratando de mostrarme como una persona confiable y segura de mí mismo, cuando llego al cuadro, trago un poco de mi saliva y procedo a tomarlo para investigar si hay algún tipo de mecanismo en él.

    Le pedi permiso a Ichiinou para saber si podia revisar el cuadro
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Beholster

    Beholster Rastreador

    50%
    Hora local:
    8:49 PM
    [​IMG]
    Miro las puertas por un rato, pienso que quizás podría encontrar algo de interés en ellas. Entre más lo pienso, más logro engañarme a mi misma. Este es el momento que estaba esperando, la emoción, la acción, volver a sentir la adrenalina y el peligro una vez más. Todo en mi cabeza me decía lo peligroso que era cruzar una de esas puertas sola. Por un momento pensé en el mito de la Caja de Pandora, pero no iba aceptar que yo pudiera ser como ella. Yo construí mi vida, no, mi mundo, desde el cero más absoluto hasta lo que es hoy. Con mi sangre le di la vida. Con mi sudor le puse reglas. Y con lágrimas levanté un imperio. Era un mundo de una sola persona, pues en el no había espacio más que para mí, era eso lo que lo hacía perfecto.

    Por eso no puedo ser Pandora, soy más fuerte que eso. Por ello, yo abriré la caja, y me enfrentaré con éxito a todo lo que encuentre dentro.

    Mi costado sensato, metódico y calculador gritaba que no lo hiciera, así que decidí amordazarlo por un rato.


    Cada paso que daba hacia la puerta se sentía como un viaje en sí mismo. Mi cabeza estaba en un estado de aturdimiento en el que no podía pensar más allá de lo que estaba haciendo. Todos mis sentidos se alocaban como en un pogo. Mi vista era tan solo la puerta que había escogido, rodeada de nada importante. Mis oídos a penas llegaban a captar el sonido, pero no escuchaban realmente, para mi cabeza era como si fueran nada. De repente, la colonia que me había puesto esa mañana se sentía más fuerte que en la propia botella, y eso que hacía unos instantes a penas era perceptible. Pude palpar en mi saliva el sabor de los sorrentinos caprese con salsa césar que había cenado una hora antes, mezclados ligeramente con el sabor de la pasta de dientes, y el aire que dejaba atrás paso a paso se sentía como un suave masaje que me cubría por completo, incluso con mi vestido.

    Reconocí en todas y cada una de esas sensaciones, que eran justo lo que estaba buscando, un fuerte y súbito acelerón de adrenalina. Y cuando puse por fin una mano en el picaporte, se incrementó aún más, por solo unos instantes, hasta que dí un profundo respiro y atravesé la puerta.

    Kendra no pensó a qué puerta iría, simplemente se dejó llevar por la emoción del momento, incluso ignorando su propio consejo.

    Con esto dicho, dejé a criterio de la suerte decidir por qué puerta cruzará Kendra. Y la suerte decidió que iría por la Puerta 8
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5.  
    Ichiinou

    Ichiinou Envenenador Mafia Staff Orientadora

    58%
    Hora local:
    1:49 AM
    gm.png

    Badey (@Bado) se dirige decidido al lado derecho del hall, un sitio en donde no parece haber demasiado, pero al bajar la vista, se fija en que, hay una visible mancha de sangre en el suelo, que parece que alguien intentó borrar sin mucho efecto. Le llama la atención que justo en aquel rincón haya aquello y no haya más manchas evidentes por ningún lado, a lo que algo le incita a dirigir la vista hacia arriba. Por un momento tiene una visión de una mujer ahorcada en la cima del balcón que flanquea a las escaleras. Puede ver su cuerpo mecerse, con un aura mortífera y su cara desfigurada por el terrible beso de la muerte. Pero aquella imagen desaparece de su cabeza tan rápido como vino y se encuentra con que allí arriba no hay nada. Si le pidiesen detalles de cómo era aquella mujer, sin duda podría decir que tenía el rostro de la mismísima muerte.

    Reira (@Ayeah) y Dusk (@Yandros) se dirigen a las esculturas. Todas aparentemente son de animales haciendo cosas cotidianas, pero una llama la atención de ambas chicas. Se trata de un buitre que está alimentándose de algo o más bien de alguien. Es un buitre desfigurándole la cara a una persona. ¿Qué clase de psicópatas tendrían esa estatua en medio del hall de entrada? Resulta escalofriante.

    Lia (@Fallenangel) se dirige a la parte de atrás de las escaleras que suben al hall. Aquella zona oscura llama su atención, aunque no es demasiado prudente adentrarse en la oscuridad, seguramente. Puede observar justo al fondo de las escaleras, unos ojos rojos que le observan de la oscuridad, al tiempo que escucha un silbido tétrico. Eso le hace retroceder lentamente, atemorizada por lo que guarda el fondo de las escaleras.

    Aoi (@Hamsen) inspecciona con cautela el cuadro que hay en la parte superior del hall, en el que momentos antes vieron algo realmente tétrico. Toca el borde del marco, con suma cautela, con la punta de uno de sus dedos, deslizándolo por la parte baja con cuidado. De pronto se escucha una especie de chasquido. Una voz empieza a sonar por toda la estancia, pudiendo escucharse por ambas partes del hall.

    "Estáis dentro del juego. No podéis confiar en nadie, no debéis confiar en lo que vuestros sentidos tratan de haceros ver como lo real, cualquier cosa puede ser un engaño, una jugarreta fatal para llevaros a vuestra propia muerte. Debéis entrar por una de estas puertas, solos o acompañados, pero debéis hacerlo si queréis tener una oportunidad de salir con vida del juego. Les habló Alicia Wallace. Cambio y corto."

    Se hizo el silencio por un rato, la voz tétrica de aquella niña que les hablaba les dejó helados por unos instantes. Les confirmaba cosas, pero les abría otra ruta hacia la desconfianza y hacia la propia inquietud. Su vida peligraba, no les quedaba duda y de ellos dependía salir con vida de esta. ¿Pero sería suficiente? Quizás ese no iba a ser el último contacto con Alicia Wallace.


    Importante: Alicia Wallace es un NPC que manejará la Game Master. Más adelante se irán descubriendo más cosas sobre su identidad. Por ahora nadie puede usar este personaje.


    Tiamat (@Beholster) se aproximó a la puerta nº8 sintiendo como el corazón le retumbaba en los oídos. Estaba realmente aterrorizada por lo que le depararía el traspasar aquella puerta. Giró el pomo y pudo notar como su mano quería resistirse a hacerlo, quizás en un momento de instinto, pero lo hizo finalmente y traspasó aquella puerta.
    Una vez se hubo encontrado dentro, pudo ver que se encontraba en lo que parecía ser una cocina. Parecía ser la cocina de la mansión. En el centro de la misma había una mesa enorme con algunos fogones y varios sitios llenos de cacerolas y otros utensilios de cocina. A un lado, una nevera enorme, estilo americano, junto a unos fregaderos. En el fregadero había varias cosas. Seguramente loza a medio lavar. Por algún lado estaban colgados los uniformes típicos de cocina, así como también había varios muebles en los que había diversos útiles de cocina. Se dio cuenta de que encima de uno de los fogones, que estaba encendido se estaba haciendo algo y algo dentro de ella le decía que aquello olía muy apetecible. A un lado había una puerta, que parecía ir a otra estancia, quizás pudiese pasar por ella.


    @Beholster tienes la opción de interactuar con cada una de las cosas que se encuentra subrayada. Cualquier movimiento puede generar un evento y debes esperar a que yo te responda cuando decidas hacer algo, para ver si eso sucede o no. Trataré de responderte lo más rápidamente posible.
     
    Última edición: 31 Enero 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Bado

    Bado Pueblerino

    32%
    Hora local:
    1:49 AM
    [​IMG]




    Buscar por este lado es tan aburrido que fijo que viene un fantasma y lo invito a ectoplasma. Madre mía, ¡ya podrías haber puesto algo interesante juego de los cojon…! ¿Eso es una mancha de sangre? Me arrodillo y la observo con precaución. Parece que alguien ha intentado quitarla y no era muy bueno como friegasuelos. Si es que debería de haber llamado a Ten. ¡El mayordomo de Ten! Jajajaja, fijo que ese limpia hasta la escena de un crimen de CSI Miami sin dejar rastro.


    Un segundo… no hay mas manchas alrededor… elevo la vista al cielo y lo que veo hace que retroceda un paso por puro instinto. Una mujer ahorcada, con la cara desfigurada, con pintas de haber sufrido… y como ha aparecido, desaparece, pero ya es tarde para evitar que un recuerdo vuelva a mi mente, uno que he intentado evitar toda mi vida y que en algunas ocasiones aparece de nuevo en forma de pesadilla…


    11 años antes…


    — ¡Eso es, hemos ganado a cocodrilo Jack! ¡Brooooom! ¡Vuela por los aires, Faco Maco! ¡Ñioooooooooom!


    El pequeño Badey, de 9 años, terminaba de jugar con sus estropeados juguetes cuando de pronto escuchó riñas procedentes de la cocina. Nunca le gustaba escuchar a sus progenitores discutir, sobre todo cuando su padre se encaraba con su madre. Oyó varias sillas chocando contra el suelo y los gritos de su madre. Tenía miedo, pero la curiosidad y el presentimiento de que algo iba mal le hicieron ir avanzando poco a poco por el pasillo hasta llegar a las escaleras. Sin embargo, una vez llegó a la cocina, lo que se encontró le dejó paralizado por el terror.


    Su madre yacía en el suelo, con la cara destrozada por los golpes y el cuerpo rodeado de un gran charco de sangre, con marcas de haber sido apuñalado con saña varias veces.


    —Vaya, va-vaya, ¡mira quien ha dec-ci-ciidido bajar! —Su padre, cuchillo en mano y con toda la pinta de estar ebrio, avanzaba hacia él con muy malas intenciones mientras no paraba de reír—. ¿Tú también quieres cobrar?


    El instinto de supervivencia fue lo que le hizo reaccionar. Consiguió evadirse de su padre y corrió hasta abrir las puertas de un armario vacío, ubicado debajo del fregadero. Consiguió esconderse justo a tiempo, atrancando la puerta con lo primero que pillo.


    — ¡Sal de ahí, ma-maldita sea! ¿Eres un cobarde como tu maadre acaso? Venga, enano, ¡¡ABRE LA PUTA PUERTA DE UNA JODIDA VE-VEZ!!


    El pequeño empujó el cubo de basura que había a su lado y su contenido se vació encima de él. Entre los restos de comida había algo que llamó su atención: el trozo del jarrón que días atrás había roto.


    La puerta cedió ante los golpes del hombre y sonrió al ver a su aterrado hijo. Aunque lo que no se esperó fue que aquel trozo de cerámica acabara incrustado en su ojo izquierdo, sangrando sin parar. Padre e hijo cayeron al suelo, el niño encima de este y lejos de amedrentarse, agarró el cuchillo que el adulto había soltado debido al dolor y la sorpresa y empezó a acuchillarlo una y otra vez, presa de una furia incontenida. Cuando vio que su progenitor no se movía, el cuchillo resbaló de sus manos y Badey lloró amargamente. Gateó hasta llegar al cuerpo de su madre y allí descansó durante unos minutos, sin dejar de llorar y de suplicar que volviera, que no le dejase. Hasta que, viendo las primeras luces del alba y temeroso por lo que pudiera pasarle, decidió salir de la casa. Nunca volvió a pisar aquellas losetas…





    Me llevo las manos a la cabeza, hiperventilando y cerrando los ojos, intentando quitarme la imagen de mi madre muerta en el suelo de mi mente, pero es inútil. Oigo voces, posiblemente de mis compañeros, pero no sé si van dirigidas a mí o hacia otra persona. Es como si estuvieran muy lejanas. Es entonces cuando escucho una voz diferente que hace que mi atención acabe centrándose en ella.


    Estáis dentro del juego. No podéis confiar en nadie, no debéis confiar en lo que vuestros sentidos tratan de haceros ver como lo real, cualquier cosa puede ser un engaño, una jugarreta fatal para llevaros a vuestra propia muerte. Debéis entrar por una de estas puertas, solos o acompañados, pero debéis hacerlo si queréis tener una oportunidad de salir con vida del juego. Les habló Alicia Wallace. Cambio y corto.


    Miro de nuevo hacia arriba y suspiro al corroborar que se trataba de una jugarreta del juego. Sin embargo, la mancha de sangre sigue ahí. Noto las lágrimas resbalando por mis mejillas y me paso el brazo por delante de los ojos para quitármelas de encima. No me gusta llorar y menos delante de la gente. Más vale que advierta a los demás de lo que he visto y encontrado.


    —Chicas —Aquí hay mayoría de chicas, así que toca joderse—, deberíais ver esto. Es insignificante pero después de ver esta mancha de lo que parece ser sangre, he mirado hacia arriba y he visto una mu-mujer… colgaba de ahí, como si se hubiera ahorcado, era… parecía que era la mismísima muerte…


    Parece que mi cabeza empieza por fin a despejarse. ¡Ya no más tiempo nublado en Badey villa! Jajajaja. En fin, piensa, Badey. Una niña fantasma, el cadáver de una mujer ahorcada… se me acaba de ocurrir una teoría bastante alocada, pero aún no tengo las pruebas suficientes. Deberé de calmarme y afrontar que el juego me las va a hacer pasar canutas. No creo que lo de no poder confiar en nadie sea verdad, fijo que esa voz lo ha dicho para desquiciarnos más. De hecho, deberíamos de estar unidos pase lo que pase. Esta mente maestra llamada Alicia Wallace, si es que de verdad es ella, nos lo va a poner bien difícil…
     
    Última edición: 31 Enero 2018
    • Adorable Adorable x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Yandros

    Yandros Anarquista

    81%
    Hora local:
    1:49 AM
    Mientras examinaba aquellas estatuas de mal gusto que parecían sacadas de un recopilatorio de pesadillas febriles, una voz resonó en la estancia, haciendo dar un respingo a cada uno de los allí presentes:

    "Estáis dentro del juego. No podéis confiar en nadie, no debéis confiar en lo que vuestros sentidos tratan de haceros ver como lo real, cualquier cosa puede ser un engaño, una jugarreta fatal para llevaros a vuestra propia muerte. Debéis entrar por una de estas puertas, solos o acompañados, pero debéis hacerlo si queréis tener una oportunidad de salir con vida del juego. Les habló Alicia Wallace. Cambio y corto."


    Odiaba que la empujaran de esa forma. Casi podía sentir los hilos invisibles que salían de su cuerpo y se perdían en la oscuridad de la estancia, convirtiéndola en un títere manejado por una voz incorpórea. Una ola de calor comenzó a recorrer su cuerpo...reconocía esa sensación, la rabia, la frustración, la impotencia, las ganas de destrozarlo todo, rebelandose contra aquellos que quieren dirigir su destino...
    Cerró los ojos. Apretó los dientes y trató de contener esa furia irracional, porque sabía que no la conduciría a ningún resultado positivo.
    Kavan...
    Abrió los ojos y miró a Biarreira (@Ayeah) con decisión:

    -Oye, no me gusta un pelo que haya el mismo número de puertas que de tipos aquí atrapados. Huele raro. A selección natural o como quieras llamarlo. Tenemos que ir por una de esas putas puertas pero al menos rebelemonos un poco y no vayamos cada una por una. De todos los que hay aquí no me da buena espina ninguno, ni el payaso fumado, ni la loca que se cree Akira, ni el principito ni ninguno de los otros. Tu pareces la más sensata o al menos no pareces extraída de un puto programa de Gran Hermano.
    Si me la juegas no viviré para otra cosa que no sea pudrirte en este agujero de mierda. Pero si llego a confiar en ti no tendrás mejor compañera.
    Tu decides. Puerta 3?
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Divertido Divertido x 1
  8.  
    Ayeah

    Ayeah Pirómano Mafia Staff Rol Master

    97%
    Hora local:
    1:49 AM
    [​IMG]

    Dusk le pareció un buen nombre, no necesitaba saber más por lo que asintió y se volvió hacia la siniestra estatua del buitre reprimiendo un mohín de desagrado ante el absurdo realismo de la misma.
    No parecía haber nada interesante entre las esculturas más allá de lo grotesco de las mismas y el resto del hall no ofrecía una imagen más alentadora a pesar de las palabras de Badey. No sabía que andaba mal con aquel muchacho pero no tenía demasiado interés en averiguarlo.
    Arqueó una ceja y siguió la dirección que éste señalaba, justo sobre aquella sospechosa mancha oscura, pero no vio nada. ¿Una alucinación tal vez? No la sorprendía.

    En ese momento una voz resonó en el Hall. No le resultaba familiar por lo que no debía pertenecer a ninguno de los presentes.
    Su cuerpo se envaró y pudo sentir el respingo que dio su compañera al tensarse sus músculos a la par.

    Al fin una narrativa. Pensó. Ya era hora de que el juego nos brindara algún tipo de objetivo.

    Se sintió extrañamente aliviada con aquella confirmación. Saber que realmente estaban en un juego resultaba tranquilizador, era un campo que dominaba y, desde luego, nada malo podría pasarles allí ¿verdad? Debía ser una realidad virtual muy avanzada, pero virtual al fin y al cabo.

    Suspiró, relajándose notablemente para volverse de nuevo hacia Dusk (@Yandros). Parecía decidida y sus palabras arrancaron una tímida sonrisa de los labios de Reira.

    - Siempre me ha gustado jugar en equipo. - Respondió. - Vamos.

    Tomó su mano y, juntas, atravesaron la puerta número 3.

    Atravesamos la puerta 3. Si alguien quiere es libre de seguirnos antes de que @Ichiinou postee lo que hay dentro, supongo.
     
    Última edición: 1 Febrero 2018
    • Adorable Adorable x 3
  9.  
    Slam

    Slam Vigilante

    92%
    Hora local:
    8:49 PM
    [​IMG]

    Luego de agradecer al peculiar muchacho por la información, siguió su curso, lento y distraído. Seguía pensando en eso que Badey había dicho, desconocían lo que pasaría si se les acababan esas cinco vidas, una más en la infinita lista de cosas que no sabía. Al menos ya había entendido el concepto de las vidas en los videojuegos, eso ya era algo..

    De pronto sonó una voz en toda la estancia y Theodor volvió a la realidad (si así podía llamarla) para prestarle atención. Escuchó mirando hacia arriba, aunque no podía precisar con exactitud de donde provenía.
    Es la última vez que me la intento dar de profesor divertido. Pensó tras el mensaje de Alicia Wallace. ¿Quién lo había mandado a meterse en ese juego? Los estaban apurando, y él no era bueno trabajando bajo presión, podía pasar horas en la heladería decidiendo que gusto quería. "¿Por qué no los compras todos" solía decirle su esposa cuando su paciencia ya se veía desafiada, pero no podía comprarlos todos, como tampoco podía entrar en todas las puertas. Si había algo obligatorio en la vida era tomar decisiones.

    Se detuvo frente a la escalera y miró hacia arriba, aún no había visto este sector por si mismo así que subiría. No había puesto un pie en el primer escalón, cuando dos jóvenes pasaron rápidamente a su lado y se escuchó como ingresaban a través de una de las puertas. Ni lerdas ni perezosas, lo opuesto a él, ya habían elegido una de las opciones sin mucho debate interno.

    No vio por donde habían entrado, pero la próxima no se le escaparían, subiría y esperaría a que otros chicos ingresaran para hacerlo con algunos de ellos. De lo contrario, estaría perdido y sin ayuda en un mundo que le era ageno, incluso más ageno que el mundo real.

    Arriba había dos jóvenes más que estaban inspeccionando un cuadro —Buenas..— dijo Theodor a la pasada y se puso contra una de las puertas al azar para ver si se podía oir algo al otro lado.
     
    Última edición: 5 Febrero 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  10.  
    Beholster

    Beholster Rastreador

    50%
    Hora local:
    8:49 PM
    [​IMG]

    Maldito juego, de todas las personas aquí, justo a mí me tenía que tocar entrar a la cocina. No, peor, estoy encerrada en la cocina. Con lo mucho que odio cocinar. Bueno, podría haber sido peor, podría haberme tocado un Boss o, tal vez, siendo un poco mas realista, el baño. Aunque, siendo franca, ahora que lo pienso puede que el baño no esté tan mal como esto, podría tener un sauna o una piscina bajo techo. ¿Pero en qué estoy pensando? ¡Si ni siquiera traigo mi bikini! Ya basta Kendra, concéntrate.

    Mientras estudio el lugar con la vista, aumentan mis palpitaciones sin razón aparente. Las palpitaciones se convierten en un fuerte dolor de estómago acompañado de mareo, y este último, en un desmayo. Mientras tanto, escucho una voz

    "Estáis dentro del juego. No podéis confiar en nadie, no debéis confiar en lo que vuestros sentidos tratan de haceros ver como lo real, cualquier cosa puede ser un engaño, una jugarreta fatal para llevaros a vuestra propia muerte. Debéis entrar por una de estas puertas, solos o acompañados, pero debéis hacerlo si queréis tener una oportunidad de salir con vida del juego. Les habló Alicia Wallace. Cambio y corto."

    Esto me pasa por tarada. Al menos debería haberle pedido a alguien que me acompañara, me cago en mi maldito orgullo.

    Grité a los cuatro vientos dejando escapar la frustración y, justo después de esta, dejé escapar la cena. Después de unos segundos de echar la papilla en el suelo de la cocina me estabilicé un poco, aunque sentía mucha hambre y la presión muy baja.

    Si salgo de esta, juro que no voy a volver a pisar un restaurante de menos de cuatro estrellas.

    Y mientras decía esto, no pude evitar pensar que quizás no fuera la comida de aquel restaurante italiano, si no una estratagema del juego. Como sea, debía estabilizarme, antes de que vuelva a desmayarme o algo peor. A ver si en la Nevera hay algo que pueda comer para calmar la acidez.
     
    • Divertido Divertido x 1
    • Adorable Adorable x 1
  11.  
    Bado

    Bado Pueblerino

    32%
    Hora local:
    1:49 AM
    [​IMG]


    Reira y la chica del pelo negro se marchan cogidas de la man… ¡¡KAWAIIIIII!! ¡Joder, Badey, no llores! Vale, ya me he recompuesto. Unos segundos más tarde es Theodor quien decide subir las escaleras. Un momento… han subido el rubio, la rubia, Reira, la del pelo negro y Theodor… y no veo a Tiamat por ningún lado, eso significa… ¡que los únicos que estamos aquí abajo somos Lía y yo! Bravo, Badey, bravo. Te vas a quedar más solo que la una. Como un cero, vamos. Jajajajaja.


    —Oye, Lía… yo voy hacia arriba, no creo que sea buena idea estar los dos solos aquí abajo, no vaya a ser que algún evento raro aparezca y nos la quiera liar.


    Pruebo a dar un paso pero de pronto tropiezo. Mierda, mis piernas me flaquean y todo por haber recordado eso… puff… tengo que centrarme, no puedo seguir así. Debo mantener la compostura si quiero salir de esta y desde luego no puedo hacerlo solo: tengo que confiar en las personas que están a mi alrededor, me guste o no.



    Subo las escaleras, despacio y con las manos en los bolsillos. Saco el espejo y me lo preparo, pues no tardaré en usarlo. Por fin llego ante las dichosas puertas y un cuadro donde reposa un mensaje:


    “Ocho puertas. Una vez se traspase una puerta no habrá vuelta atrás. Se puede entrar a través de ellas, pero no salir. Solo quedará caminar hacia delante.”


    Respiro hondo y sin prestar atención a si me están mirando o no, voy observando las puertas con seriedad, numerándolas y dándoles un nombre: uno, principio, dos, final, tres, gloria, cuatro, preparación, cinco, catástrofe, seis, tentación, siete, suerte y por ultima pero no menos importante, ocho, sorpresa. Descarto rápidamente la primera, la segunda y la quinta. Necesito algo para saber el nivel de escalado del juego, descubrir como de peligrosa es la situación en la que nos encontramos. Mi suerte es pésima y tampoco quiero llevarme la gloria de algo. La tentación es tentadora (como no jajajaja), pero no creo que sea la más conveniente. ¿Preparación o sorpresa? Vale, ya lo tengo. Voy a confiar en la número cuatro: preparación.


    —Se que esa voz nos ha dicho que no debemos confiar en nadie, pero si eso es cierto, ¿no deberíamos desconfiar también de la propia voz que nos lo ha comunicado? No os pido que confiéis en mí, pero si voy a daros un consejo: entrar por una de estas puertas en solitario no creo que sea una buena idea. No sabemos que nos espera detrás de cada una de ellas. Si alguno se quiere venir por la número cuatro, por mi encantado y le ayudaré en lo que pueda incluso si ello conlleva a poner una de mis cinco vidas en riesgo. Si decidís por el contrario entrar sin mí por otra puerta, no seré yo quien os lo reproche. Sois libres de elegir el camino que queráis, no os voy a obligar a nada ni tampoco pretendo agradar a nadie. ¿Y bien? ¿Alguien se apunta?


    Creo que es el discurso más serio que he dado en toda mi vida. ¿O es el segundo? Nah, lo dudo jajajajaja. En fin, esperaré a ver qué es lo que dicen los demás y si al final me toca entrar solo, ajo y agua. Como dijo probablemente Julio Cesar, “Alea jacta est.” La suerte está echada.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 1
    • Cerveza Cerveza x 1
  12.  
    Slam

    Slam Vigilante

    92%
    Hora local:
    8:49 PM
    [​IMG]
    "Se que esa voz nos ha dicho que no podemos confiar en nadie.." comenzó a hablar Badey que también había llegado al piso superior. Theodor despegó la oreja de la puerta para prestar atención, extrañado de que el chico estuviera dando un discurso... hasta parecía bastante comprometido —Estoy contigo, muchacho— respondió el profesor con una pequeña sonrisa y mirada entusiasta, como si reconociera el potencial que había en Badey —Por qué no?..— al fin y al cabo era justo lo que precisaba, hacer equipo con alguno de estos jóvenes.
     
    Última edición: 5 Febrero 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  13.  
    Fallenangel

    Fallenangel Apuntador

    45%
    Hora local:
    1:49 AM
    Unos ojos rojos me observaban desde la oscuridad, yo inmovil no podia dejar de observarlos(que sera?) estaba paralizada, mi cuerpo no respondía, intentaba analizar esos ojos, pero...no tenia suficiente visión ni información...(y si me acerco?...)
    Cuando voy a dar el primer paso una voz retumba por toda la sala...Tras oír todo lo que dice retrocedo, no quería arriesgarme, pero tampoco sabia si era una trampa todo lo que había dicho esa niña...(es un juego..)
    -Yo voy a subir, creo que es mejor que no nos quedemos aquí.- la voz del chico alocado despierta mis sentidos, cuando me giro ya esta subiendo las escaleras, miro mi alrededor y ya no queda nadie...
    -Bueno pues es hora de pasar por una de las puertas.
    Subo las escaleras tranquilamente, me dirijo hacia las puertas pero antes acaricio el cuadro, me llama mucho la atención.(esta niña me recuerda a mi niñez) intento pensar en otra cosa, no me conviene recordar...no ahora...
    Me dirijo a las puertas y palpo cada una de ellas, y al final tomo una decisión...
    -Entrare por la de en medio..La numero 4
    Así que coloco mi mano suavemente en el pomo y la abro dejando atrás aquella sala y esos ojos rojos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  14.  
    Bado

    Bado Pueblerino

    32%
    Hora local:
    1:49 AM
    [​IMG]


    —Estoy contigo, muchacho. ¿Por qué no? —Responde Theodor. Guay, ya no seré un Soley Permeints, jajajajaja.

    Miro a los otros tres (Lía ha subido y está examinando el cuadro), pero parece que los dos rubiales están entretenidos o empanados, no me fije bien. Como quien no quiere la cosa, Lía, Lililililiiiiiiiii liaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaandome una pajarita, ¿una pajarita? Jajajajaja estoy loco zumbado jajajajaja… ¡Que te centres coño! Pues parece que se va a la puerta número cuatro (la que he elegido) y abre la puerta. Bien, el trió la porra. ¿O más bien el trió del porro? Jajajajaja, soy la ostia.

    —Muy bien. Chicos —Digo dirigiéndome a los dos rubios—, no entréis solos. Buena suerte. Si queréis acompañarnos, ya sabéis donde entramos.

    Dicho esto, paso hacia adentro después de que Lía pasa al fin. Pero antes, me giro hacia el Doc.0.

    — ¿Preparado, Theo? Si no te importa, te llamaré Theo a no ser que te moleste.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Divertido Divertido x 1
  15.  
    Slam

    Slam Vigilante

    92%
    Hora local:
    8:49 PM
    [​IMG]

    La muchacha que les había avisado de las puertas apareció de la nada e ingresó sin mediar palabra, parecía muy decidida. Badey no perdió oportunidad y entró detrás, no sin antes despedirse de los chicos que quedaban. Miró a Theodor y le dedicó unas palabras.

    —No hay problema, chico— le respondió sin poder disimular su inseguridad a la hora de traspasar esa puerta, la verdad que no estaba muy preparado. El chico lo miraba desde adentro con la seguridad centelleando en sus ojos, pero él sólo se preguntaba si la decisión que estaba tomando era la correcta, había otras siete opciones después de todo. El paso que dio para entrar le pareció eterno, pero finalmente cruzó la puerta número 4.
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Comparte esta página